CARTA DESDE BARRANQUITAS

(Barranquitas, P.R. – 24 de mayo de 2016)  Varios residentes de Barranquitas nos han advertido a través de correos electrónicos y mensajes en Facebook sobre las condiciones del vertedero municipal de este pueblo. Nuestro co-fundador, Hiram Torres Montalvo, habló recientemente en la emisora Cumbre 1470 AM, precisamente sobre el problema de los vertederos en la región central. El periodista fue enfático en que debíamos estudiar el vertedero de Barranquitas.

Así lo hicimos, visitamos el vertedero y hablamos con varios de los residentes. Esto fue lo que encontramos:

El vertedero está cerca del Estadio de Barranquitas y al lado de la Cancha Bajo Techo Municipal, que actualmente está cerrada por remodelación. Una calle residencial llega justo hasta la entrada del vertedero y los letreros locales indican que la entrada del vertedero es parte de una zona escolar.  Solo hay un camino para los camiones de basura que constantemente van a llevar los desperdicios sólidos allí.

Además realizamos una breve investigación  y encontramos que en el 2000, la Administración de Desperdicios Sólidos (ADS) publicó que un Plan Regional que incluyó el cierre del vertedero de Barranquitas.  “El vertedero del Municipio de Barranquitas se creó con la intención de que sirviera a la zona de la montaña y se esperaba que se mantuviera operando por décadas. En cambio, tendrá que ser cerrado en el 2003. Esta decisión surge como resultado de largas negociaciones entre los residentes de Barranquitas y de la ADS. Cuando el vertedero de Barranquitas estuvo en las manos del gobierno municipal, tuvo serias irregularidades en su manejo, lo que provocó gran escala de contaminación, por lo que no es apto para su expansión en una facilidad regional”, sostuvo Verdor Barranquiteño, un grupo ambiental de Barranquitas en un parte de prensa en el 2000. ADS dijo que negociaban un acuerdo con la Junta de Calidad Ambiental y la Agencia de Protección Ambiental para cerrar el vertedero porque no estaba en cumplimiento con las leyes federales hace 16 años atrás

Por supuesto, el vertedero nunca fue cerrado. Nosotros pudimos ver bastantes camiones de basura entrar y salir cuando estuvimos visitando. El vertedero de Barranquitas al parecer nunca ha estado en cumplimiento con las leyes federales, porque en abril de 2016, documentos de la la Junta de Calidad Ambiental revelaron que Barranquitas así como otros 18 vertederos tenían graves deficiencias, especialmente en la falta de control de lixiviados.

Los residentes de Barranquitas merecen el derecho de saber por qué los acuerdos con la ADS, la JCA y la EPA de cerrar el vertedero desde el 2000 nunca se cumplió. Además, tienen derecho a conocer por qué si las autoridades locales saben que ha sido inseguro por los pasados 16 años, permiten que opere de manera ilegal. Se trata de una comunidad rural, sin los recursos de una gran ciudad para luchar por este tipo de injusticias ambientales y discriminación. Los residentes sufren a consecuencias de las acciones del gobierno y la EPA.

Continuaremos llevando información hasta que se nos explique esta amenaza contra las familias barranquiteñas.