EL ENVENENAMIENTO EN TOA ALTA

Documentos de la Junta de Calidad Ambiental demuestran que el vertedero de Toa Alta removió ilegalmente controles sobre la contaminación del suelo: La EPA no tomó acción


(Toa Alta, P.R. – 26 de mayo de 2016)  A pesar de las continuas protestas de residentes locales que han exigido el cierre de vertedero municipal de Toa Alta por graves violaciones a las leyes federales y locales, documentos obtenidos por el grupo multisectorial de acción ciudadana Puerto Rico Limpio demuestran que la Junta de Calidad Ambiental (JCA) descubrió que el control para regular la contaminación del subsuelo en el vertedero fue desmantelado en el 2014 por el Municipio. Sin embargo, el vertedero continua operando al día de hoy.

El año pasado, la JCA documentó que el Municipio desmanteló los controles de lixiviados en algún momento entre agosto y diciembre de 2014, esto basado en fotografías aéreas y sus inspecciones. En septiembre de 2015 le ordenaron al Municipio de Toa Alta detener la operación del vertedero hasta que esta y otras violaciones fueran corregidas.

Peor aún, estas acciones ilegales en Toa Alta pasaron al mismo tiempo que la entonces directora de la JCA, Laura Vélez señalara que este vertedero obtuvo la asignación económica más alta por parte de la Administración de Desperdicios Sólidos (ADS) para el programa Operación Cumplimiento- un total de $450,000 de los $3.5 millones que contenía este fondo, para asegurar que el vertedero cumpliera con las reglamentaciones locales y federales.

Residentes han demandado el cierre del vertedero de Toa Alta desde antes que Puerto Rico Limpio llevó a cabo allí una manifestación en abril, y el portavoz del Municipio señalaba que se trataba de algo “frívolo”. Él dijo que “se han realizado considerables mejoras para que el vertedero cumpla con la ley y la administración ha sido proactiva en el mantenimiento para cumplir con los requerimientos de la JCA”.

Sin embargo, Puerto Rico Limpio realizó una inspección visual desde las afueras del vertedero con líderes del grupo estadounidense ambiental Green Latinos. Lo que descubrimos fue un ejemplo impactante del mal manejo y las mentiras detrás de la crisis de vertederos en Puerto Rico.

Observamos que la única barrera efectiva alrededor del vertedero está justo al lado de la calle que da para la comunidad, para esconder de la vista pública un enorme lago de agua tóxica. Green Latinos pudo grabar un video.

En el video, se puede observar camiones con basura recorriendo el vertedero, cientos de canales a los lados del acantilado formado por lixiviados- que es agua tóxica que se produce de la basura y que por ley debe ser controlada. Además, al final del acantilado se puede observar un “lago de lixiviado” que se alimenta del agua tóxica que sale de la basura. Se puede observar la fauna silvestre habitar alrededor de allí. Tampoco existe nada que proteja los hogares que están a pocos metros del agua de lixiviados.

El video muestra que el vertedero de Toa Alta está envenenando la comunidad que está alrededor de allí.

Hay mucho más sobre esta historia del vertedero de Toa Alta y como el Municipio, la JCA y la EPA han dejado que continúen pasando estas irregularidades y afectando a la gente de Puerto Rico. Mientas Puerto Rico, la Casa Blanca y el Congreso debaten una respuesta de emergencia para combatir la epidemia de Zika en la Isla, un vertedero con barreras inadecuadas sin control de depósitos ilegales y el exceso de agua puede ser un factor que ayude a propagar más los mosquitos que producen el Zika.

Cuando Puerto Rico Limpio visitó por primera vez este vertedero, se podían observar los lagos de lixiviados corriendo hacia la carretera a través de las montañas de basura. Las fotos satelitales muestran al menos dos “lagos de lixiviados”, incluyendo este en el video, el cual al pasar de los años ha continuado creciendo. Debido a la localización de Toa Alta, toda está agua tóxica está afectando directamente el Sistema de Acuífero del Norte de Puerto Rico.

Entrevistas con residentes de la zona han revelado que esto sucede desde hace muchos años. La residente Connie Cintrón proveyó fotos que ella misma ha tomado por los pasados años, las mismas muestran lixiviados corriendo por el vertedero de Toa Alta. Ella dijo que todo el tiempo que lleva viviendo allí se ha enfermado por los olores que produce el vertedero y los insectos que se producen.

En abril de 2015, El Vocero reportó que Toa Alta era uno de los 18 vertederos “citados” por la JCA por  “deficiencias” incluyendo que no hay control de los lixiviados. La JCA notificó a Toa Alta de las violaciones el 18 de noviembre de 2014. Lo alertó sobre que los niveles del explosivo metano CH4 exceden el máximo de 25% permitido bajo la regla 530 del Control de Gas. El vertedero tampoco tiene vallas que mantengan a intrusos fuera de la zona, lo que también es una violación.

Oficiales electos también se han quejado del vertedero. El representante Ángel “Gary” Rodríguez (PNP), la senador Migdalia Padilla (PNP) y el senador Carmelo Ríos (PNP) han hechos las denuncias por los residentes del Barrio Contorno y el sector Cielito “sobre los malos olores, la proliferación de moscas y roedores que salen del vertedero”. Ellos demandaron que la JCA tomara acción inmediata.

Pero documentos de la JCA obtenidos por Puerto Rico Limpio demuestran que el Municipio de Toa Alta no ha realizado ni una sola mejora, pero activamente sabotea los controles que son requerido por ley para proteger la comunidad.

Toa Alta recibió casi medio millón de dólares antes que desmantelaran los controles de agua tóxica, lo que permitió que los lixiviados corrieran por el suelo y formaran lagos en el vertedero. Se le informó acerca de mejorar las barreras alrededor del vertedero, pero la única que es efectiva es la que oculta el lago de lixiviados que se ha creado.

Una pregunta justa que tenemos que hacer ahora es ¿hay crímenes cometidos en relación al vertedero de Toa Alta? Si es así, ¿por qué la EPA no tomó acción para prevenir o intervenir para detener esto? ¿Cuánto daño se ha hecho hasta ahora a la comunidad, al subsuelo y al ambiente?

Puerto Rico Limpio y el grupo de defensa ambiental estadounidense Green Latinos lanzaron una Petición en línea para la EPA demandando que se tome acción inmediata contra los vertedero de Puerto Rico en crisis: “La EPA conoce que lugares son peligrosos y tiene que forzar su cierre, porque están poniendo a comunidades y sus generaciones en peligro”, dice la Petición. Para ver y firmar la Petición visite:  www.greenlatinos.org/epa_petition

Para ver el mapa de los vertederos tóxicos de Puerto Rico que aún siguen operando, visite: http://puertoricolimpio.org

Para conocer más sobre Puerto Rico Limpio, su misión e información importante sobre los vertederos dañinos y en incumplimiento visite: PuertoRicoLimpio.org, Puerto Rico Limpio en Facebook, o síguenes en Twitter: @PRLimpioOrg.