CARTA DESDE FLORIDA

La comunidad residencial de Alturas de Yanes está completamente debajo de la celda activa del vertedero municipal de Florida, a lo largo de la calle Arizmendi (PR-642). Tiene vista al área recreativa Jannette González, la cual incluye el Estadio Rafael Marrero, un lago y la Academia de Beisbol Carlos Beltrán al cruzar la calle.  Además, hay una escuela localizada a menos de 500 pies de la entrada del vertedero.

El vertedero está en una zona cársica, lo que significa que muy profundo hay cuevas y túneles naturales por donde fluye el agua hacia el acuífero más importante de Puerto Rico. Sin embargo, el vertedero de Florida no tiene liner ni control de lixiviados. Esto quiere decir que las celdas en el vertedero están contaminando las aguas subterráneas y el suelo.

Nosotros investigamos la historia de las violaciones a las regulaciones que protegen la comunidad del vertedero de Florida.  Da la impresión que la contaminación ha ocurrido por mucho tiempo. En 2007 la EPA ordenó cerrar el vertedero “no más tarde de 2010” después de “intentos infructuosos de hablar con el operador”.  Citan la “amenaza potencial” causada por “la mala gestión de toda la vida”. En 2009,  se informó que el vertedero tenía que cerrar el 31 de diciembre de ese año bajo las órdenes de la EPA, y la falta de controles de lixiviados, lo que planteó una amenaza directa al sistema de aguas subterráneas.

Pero el vertedero de Florida no cerró.

En enero de 2014, un fuego “de origen desconocido” se inició en el vertedero de Florida  y tomó tres horas para ponerlo bajo control. En abril de 2015, se informó que el vertedero continuaba bajo una orden de cierre de la EPA que sería llevada a cabo en junio de 2015. En septiembre de 2015, el vertedero de Florida continuaba abierto y operando bajo una orden de cierre de la EPA. Finalmente, en marzo de 2016, la EPA anunció que se calendarizó el cierre del vertedero para junio de 2016.

Nosotros continuaremos monitoreando el cierre de este vertedero. Considerando que se trata de una amenaza de más de una década a los residentes de Alturas de Yanes y al ambiente. Cada camión de basura que entra al vertedero es un paso más lejos del cierre del mismo.