“NECESITAMOS ACCIONES, NO PALABRAS, SOBRE LOS VERTEDEROS TÓXICOS”

¿Por qué los vertederos se molestarían en cumplir si no hay quien los obligue?
Puerto Rico Limpio responde al Gobierno de Puerto Rico

(SAN JUAN – 13 de junio de 2016) En respuesta a las declaraciones del Gobierno de Puerto Rico, el grupo de acción ciudadana Puerto Rico Limpio dijo que sólo mediante la aplicación plena de las leyes federales y locales se podrá resolver la crisis de los vertederos tóxicos en Puerto Rico.

“El enfoque en el reciclaje no ha resuelto el problema para las comunidades puertorriqueñas.  Los resultados son terribles. Nuestras tasas de reciclaje son menos del 10%”, dijo Hiram Torres Montalvo, co-fundador de Puerto Rico Limpio.  “Hay una razón sencilla para este fracaso: ¿por qué reciclar cuando un municipio puede depositar toda su basura en un vertedero barato, que no cumple y por la mitad del precio o menos?  Los vertederos no tienen ningún incentivo para participar y cuando las reglas de la EPA no se hacen cumplir, tampoco tiene sentido cumplirlas”.

Nelson Santiago, el principal funcionario a cargo de los residuos sólidos de Puerto Rico, sostuvo a El Nuevo Día que cumplir con la ley “es un gran reto para los operadores” de los vertederos tóxicos. Sugirió que es la gente quien tiene la culpa de producir la basura.

“La ley es clara: cada vertedero debe tener revestimientos, la basura tapada e implementar sus sistemas de controles de lixiviados, o si no, es un lugar ilegal.  Esto no podría ser más sencillo”, dijo Torres Montalvo.  “La mayoría de los 27 vertederos en Puerto Rico no cumplen con ninguno de estos requisitos y nadie está haciendo nada al respecto.  Ahora bien, si los alcaldes no se preocupan por la ley, el gobierno de Puerto Rico tampoco se preocupa y Judith Enck, la Administradora de la Región 2 de la EPA tampoco quiere hacer cumplir la ley, entonces ¿dónde está el gran desafío para los operadores de los vertederos?  Si no hay consecuencias por décadas de contaminación de las aguas subterráneas, del mar y de los recursos marinos, de la tierra y del aire, entonces ¿cómo se puede culpar a las víctimas en estas comunidades  y no a los que se niegan a hacer su trabajo como corresponde y aplicar la ley?”

Torres Montalvo dijo que el único enfoque que sirve para resolver la crisis de los vertederos es la ejecución real de su cumplimiento: si no, la contaminación sólo empeorará.

“Luego de décadas de contaminación permitida por la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico y la EPA, está claro que la política es no hacer nada, lo que ha creado esta crisis. Nuestros vertederos aún no tienen revestimiento, no hay sistemas de controles de lixiviados, tampoco hay ningún tipo de monitoreo de gas y tampoco se tapan los desperdicios.  Son sitios ilegales que violan las leyes locales y federales.  La respuesta de la ADS y el comportamiento cómplice de la EPA es un intento de distraer y confundir al público de sus propios fracasos en su tarea de proteger nuestras comunidades”, dijo Torres Montalvo.

“Judith Enck tiene otro caso parecido al de Flint que se está desarrollando en su región.  ¿Cuándo piensa actuar?” concluyó Torres Montalvo.

Para ver enlaces a casos de estudio sobre los vertederos tóxicos que la EPA ha permitido no cumplir con la ley desde hace décadas:

TOA ALTA            VEGA BAJA          CULEBRA             ARROYO              BARRANQUITAS                FLORIDA