DOCUMENTOS RECIENTEMENTE OBTENIDOS DE LA EPA EXPONE SU NEGLIGENCIA RESPECTO DE LA CRISIS DE LOS VERTEDEROS EN PUERTO RICO

Una investigación de seis meses realizada por Puerto Rico Limpio revela que
la EPA estaba al tanto de las violaciones graves de las normas ambientales federales por parte de los funcionarios del Gobierno de Puerto Rico
y que la agencia no tomó las medidas necesarias para proteger
el medio ambiente y la salud pública
 

Los vertederos ilegales son caldo de cultivo para el Zika

PR LOGO SPANISH

(SAN JUAN – 22 de agosto de 2016): Los documentos internos de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) revelan que la Agencia sabía desde hace más de 20 años que los vertederos municipales de Puerto Rico “presentan una amenaza inminente para la salud humana y el medio ambiente”, pero nunca los clausuró.

Los hallazgos, que forma parte de una investigación de seis meses hoy dada a conocer por el grupo de acción ciudadana, Puerto Rico Limpio, surgen de documentos obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA), que se pueden consultar exclusivamente en nuestro informe, El Envenenamiento de Puerto Rico.  La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha tomado muy poca acción, a pesar de documentar, durante más de una década, las reiteradas violaciones graves de las normas federales de seguridad respecto de los vertederos en Puerto Rico. Además, ha permitido que la mayoría de los vertederos municipales de la Isla sigan operando como “vertederos a cielo abierto”, que contaminan el suelo, el agua y el aire en violación de la ley federal.

“La EPA hizo caso omiso durante años de las advertencias internas sobre el peligro inminente que representaban los vertederos para el público”, dijo Hiram Torres Montalvo, co-fundador de Puerto Rico Limpio. “Esto demuestra las deficiencias sistemática por parte de la EPA en la aplicación de la ley y en proteger a los puertorriqueños contra los vertederos tóxicos y venenosos”.

El informe hace mención de la solicitud presentada por la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA) en 1994 para que le concedieran la autoridad de aplicación local, algo que fue aprobado por la EPA, y en el cual se presentó un plan de cumplimiento que nunca se llevó a cabo.  Hay memorandos internos enviados entre 2005 y 2014 que muestran cómo el personal de la EPA meticulosamente documentó el hecho de que “la mayoría de los vertederos” en la Isla han representado, de manera sistemática, una “amenaza continua o inminente e importante para la salud humana y el medio ambiente”, y que la JCA “falló” y se mostró “ineficaz” en su tarea de hacer aplicar la ley federal año tras año.  No se hace evidente ninguna mejora de la JCA en su tarea de hacer cumplir la normativa a nivel local de acuerdo a los memorandos hasta 2014, y se registraron muy pocas acciones en respuesta por parte de la EPA.

“Sabíamos que había problemas, pero los documentos demuestran claramente que la JCA ha sido un fracaso total y que incluso violó la ley”, dijo Torres Montalvo.  “La JCA nunca llevó a cabo su plan de cumplimiento, disminuyó los estándares de las normas en los vertederos de manera ilegal y permitió que las comunidades vecinas tuvieran que hacer frente a la contaminación durante décadas”.

“Es difícil ver como aparecen de manera reiterada las palabras “amenaza inminente y sustancial” una y otra vez en estos documentos, mientras que la EPA visiblemente no estaba haciendo prácticamente nada al respecto”, dijo Torres Montalvo.  “He visitado a la gente en estas comunidades y conozco a las personas que viven al lado de muchos de estos vertederos, y es indignante ver hasta qué punto la EPA los ha abandonado”.

“Estas declaraciones de tono elevado de que se está realizando la supervisión adecuada son incongruentes con la admisión de la abrogación de los deberes más básicos por parte de la EPA, y esto debería ser motivo de grave preocupación al más alto nivel”, dijo Dr. Michael K. Dorsey, un miembro asesor del Comité Nacional de Asesoramiento de la EPA, quien ha visitado los vertederos ilegales en Puerto Rico.  “Estas declaraciones contradictorias plantean serias dudas sobre la capacidad de liderazgo y de supervisión de la gestión de la EPA, y muy bien pueden indicar que ha habido una negligencia criminal. Este informe producido por Puerto Rico Limpio da cuenta de casi una generación de “mirar hacia otro lado” por parte tanto de la EPA como de su contraparte en la Isla: la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico. Los resultados son demás inquietantes. Las advertencias y sugerencias realizadas por el personal a cargo de hacer cumplir las normativas son normalmente ignoradas o desacreditadas. Y mientras tanto, se sigue dejando a estas comunidades expuestas al peligro y a la necesidad de enfrentar problemas graves que se abordan solo de manera parcial, si es que se tratan”.

Datos clave del informe:

 

  • La JCA nunca ha sido ni siquiera mínimamente eficaz en su tarea de hacer cumplir las normas federales, desde que fue aprobada para llevar a cabo esta función por la EPA en 1994. Y la EPA estaba al tanto.
  • La documentación demuestra que poco tiempo después de otorgar a la JCA el poder de ejecución, esta entidad socavó todas las normas que regulan los vertederos locales, sin notificar a la EPA.
  • La EPA se enteró de estos cambios secretos en las reglas en 2005, pero no tomó medidas efectivas para restaurar las normas federales en las regulaciones de Puerto Rico.
  • Al poco tiempo de la llegada de Judith Enck como administradora regional de la EPA en la Región 2, esta sacó el pie del acelerador y dejó de presionar a las autoridades de Puerto Rico de alto nivel para que respondieran con acciones a las repetidas y urgentes advertencias hechas por los funcionarios de alto nivel de la EPA sobre las amenazas que representaban los vertederos para la salud humana y el medio ambiente. 
  • Desde 2009, Enck ha limitado su respuesta a la emisión de órdenes de cierre – que en su mayoría no han tenido efecto – para menos de la mitad de los vertederos que su personal ha clasificado como inseguros. 

 

 

Para leer el informe completo, “El Envenenamiento de Puerto Rico”, y ver los documentos internos de la EPA obtenidos para la realización del informe, visite: www.puertoricolimpio.org/el-envenenamiento-de-puerto-rico/