FUNCIONARIA DE LA EPA TRATA DE EVADIR SU RESPONSABILIDAD POR LA CRISIS DE LOS VERTEDEROS EN PUERTO RICO

La Administradora Regional Judith Enck hizo caso omiso de la crisis durante décadas; un grupo ambiental dice que su respuesta es una “prueba de la injusticia ambiental”

(SAN JUAN – 24 de agosto de 2016) Hoy la administradora regional de la EPA Judith Enck trató de eludir su responsabilidad al difundirse que la documentación interna de la EPA da cuenta que no solo existía conocimiento oficial del problema de los vertederos, sino que no se hizo nada, durante varios años, para luchar contra “una amenaza inminente y sustancial para la salud humana y el medio ambiente” en los vertederos de Puerto Rico que no cumplen con la ley.

judithPuerto Rico Limpio, el grupo que dio a conocer los documentos en un informe titulado “El Envenenamiento de Puerto Rico”, denunció su respuesta como “la prueba de que los ciudadanos americanos de Puerto Rico reciben un tratamiento diferente de la EPA que sus pares en America continental.  Este es un caso impactante de injusticia ambiental, y Judith Enck lo acaba de confirmar”.

“Es impresionante que tanto una agencia como una Administración, ambas tan dedicadas a aplicar y hacer cumplir la normativa, ahora estén tratando de evadir la responsabilidad de hacer su trabajo como corresponde cuando la salud pública y el medio ambiente se encuentran frente a una amenaza inminente”, dijo Hiram Torres Montalvo, co-fundador de Puerto Rico Limpio.  “Los documentos que publicamos prueban fehacientemente que Judith Enck supo desde el principio que disponía de la autoridad legal para hacer cumplir la ley federal directamente de cara a una amenaza inminente para nuestras vidas y nuestro medio ambiente.  Pero cuando se trata de Puerto Rico, se niega a usarlo. El personal de la EPA, que le llamó la atención durante muchos años a esta peligrosa situación y a su clara autoridad para actuar, debe estar avergonzado del asombroso nivel de indiferencia que manifiesta Judith Enck por la salud y la seguridad de millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico”.

Torres Montalvo reclamó acción por parte de la administradora de EPA Gina McCarthy y la pidió que hiciera frente a la indiferencia de Enck respecto del rol de la EPA en aquellos casos de una amenaza inminente para la salud humana y el medio ambiente, como fue el caso documentado durante una década por la misma gente de Enck, quienes, según las comunicaciones confidenciales, recomendaron reiteradamente que la EPA revoque el poder de aplicación jurisdiccional de la JCA para hacer cumplir las normas federales directamente.

“Gina McCarthy tiene otro caso Flint en sus manos, y debe alistarse para tomar medidas ya que su líder regional ha fracasado”, dijo Torres Montalvo.  “Ella tiene que intervenir y tomar medidas urgentes, de lo contrario la iniciativa de justicia ambiental “EJ2020 Action Agenda”, que se suponía era la insignia de la agenda ambiental de la Administración Obama, se hará trizas.”

Datos clave de “El Envenenamiento de Puerto Rico”:

  • La JCA nunca ha sido ni siquiera mínimamente eficaz en su tarea de hacer cumplir las normas federales, desde que fue aprobada para llevar a cabo esta función por la EPA en 1994. Y la EPA ha sabido esto todo el tiempo.
  • Los documentos internos marcados como “confidencial” de 2005 a 2014 muestran que el personal de la EPA Región 2 en varias ocasiones alertó que la mayoría de los vertederos de Puerto Rico no cumplían con la ley y que presentaban una “amenaza inminente para la salud humana y el medio ambiente”, recomendando la revocación de la autoridad de la JCA a favor de la aplicación directa de la ley federal. Las condiciones no mejoraron y las recomendaciones fueron ignoradas.
  • Cuando Judith Enck asumió como administradora de la Región 2, se adoptó una actitud de no intervención en la JCA y no hubo más presión sobre ellos. Bajo la vigilancia de la JCA, alrededor de 20 de los 27 vertederos de Puerto Rico persistentemente no cumplen con la ley y son además peligrosos, de acuerdo con los documentos internos de la EPA.   Enck ha tomado medidas que en su mayoría han sido ineficaces en la última década acerca de un tercio de los vertederos, la mayoría de los cuales continúan operando en grave violación de la ley federal y hacen caso omiso de cualquier acción que toma Enck.  En respuesta a estas revelaciones, Enck todavía sigue afirmando que su respuesta ha sido la apropiada.