VERTEDERO DE TOA BAJA INTENTA OCULTAR LA CONTAMINACION TOXICA EN LA VISITA DEL REP. LUIS GUTIÉRREZ A LOS HABITANTES DE CANDELARIA

ta-pic-1

 El operador del vertedero intenta ocultar la contaminación apenas unas pocas horas antes de la visita del Congresista de los EEUU; los residentes están indignados, y reclaman acción por parte de la EPA

(CANDELARIA, Toa Baja, PR – 4 de octubre, 2016) Rep. Luis V. Gutiérrez de Illinois se reunió hoy con los residentes afectados por la contaminación del vertedero municipal de Toa Baja, después de que el operador del relleno haya intentado remover el agua y el barro contaminados de la zona antes de su llegada.

“El gobierno está fallando a la gente de Candelaria”, dijo el congresista Gutiérrez a los medios luego de reunirse con los residentes y ver el vertedero. “Piénsenlo un minuto: ¿si ustedes tuvieran que vivir al lado de este vertedero, dirían que el gobierno les está protegiendo? Creo que tendrían que decir que no. Tenemos que decirle al gobierno federal que asuma la responsabilidad que le compete”.

“Si esto no es un vertedero tóxico, entonces ¿qué es lo que estaban tratando de ocultar esta mañana?” denunció Hiram J. Torres Montalvo, co-fundador de Puerto Rico Limpio, quien ayudó a organizar la visita.  “Las acciones tomadas por el vertedero esta mañana son una admisión de culpabilidad.  Pueden intentar correr el lodo tóxico pero no pueden mentir al pueblo de Candelaria.  Nosotros les expusimos y todo el mundo puede ver que este relleno debería ser cerrado hoy mismo.  Es hora de Gina McCarthy ponga fin a la negligencia en el cumplimiento del deber para con la gente de Puerto Rico”.

Adelaida González, residente de la Candelaria, quien ofreció su casa como sede de la reunión contó que: “El olor del lodo del vertedero ha sido realmente insoportable durante más de un año.  Es casi imposible para nosotros vivir aquí.  Los mosquitos por la noche son alarmantes debido al virus del Zika.  No sabemos qué hacer”.

La visita fue organizada por GreenLatinos y Puerto Rico Limpio en conjunto con los residentes locales de la Candelaria, una zona de bajos ingresos, donde la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA) permitieron que el vertedero de Toa Baja se expandiera directamente en frente de sus hogares.  Puerto Rico Limpio ha hecho varias visitas a la zona donde los residentes les contaron a los activistas sobre el intenso olor del vertedero y cómo el agua contaminada se junta en un estanque artificial cerca de sus hogares, así como sobre la infestación de mosquitos que no es controlada mientras que la epidemia del Zika se propaga en la isla – todas violaciones graves de las normas federales y amenazas a la salud pública.

La EPA permitió que Toa Baja se expandiera en Candelaria, y el nuevo centro abrió sus puertas en 2015; asimismo, Torres Montalvo le contó al congresista Gutiérrez que el vertedero no siguió las prácticas exigidas por la ley federal, y permitió que el aire, el agua y el suelo fueran contaminados casi de inmediato, de acuerdo con las declaraciones hechas por testigos locales, y acreditado por el lodo tóxico que los operadores del vertedero intentaron acarrear bien lejos de allí durante toda la mañana. Los habitantes de la comunidad contaron que se han producido incendios cerca del lodo tóxico, además del terrible olor, lo que indica la presencia de emisiones incontroladas de gas de metano que violan la normativa federal.

Puerto Rico Limpio y GreenLatinos han exigido el cierre inmediato por parte de la EPA de todos los vertederos clasificados como “vertederos a cielo abierto”, una amenaza inminente para la salud pública y el medio ambiente.  Recientemente, Puerto Rico Limpio publicó un informe, “El Envenenamiento de Puerto Rico”, que da a conocer los documentos internos de la EPA, una prueba de que la Agencia ha sabido desde hace más de una década que la mayoría de los vertederos municipales de Puerto Rico son tóxicos, pero la Administradora Regional Judith Enck ha hecho caso omiso de las recomendaciones hechas por su propio personal de que utilice su plena autoridad para intervenir en la situación.

ta-pic-2

Congresista Luis Gutiérrez con los residentes de Candelaria, Toa Baja