ADMISIÓN DE CULPA: FUNCIONARIOS PUERTORRIQUEÑOS RECONOCEN QUE LOS VERTEDEROS SON TÓXICOS; NECESIDAD DE CIERRE

Los reclamos de que no tienen dinero son huecos, JCA sacó todo el personal, La gestión de residuos sólidos es un servicio esencial

(San Juan, Puerto Rico) – Hoy, Weldin Ortiz Franco, presidente de la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA) admitió que los vertederos de Puerto Rico que no cumplen con la normativa deben ser cerrados, pero afirma que no hay dinero para proteger la salud pública y llevar a cabo este servicio esencial.  Sus comentarios se producen en un momento cuando la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos y la JCA son el objeto de una creciente presión pública para que hagan su trabajo, tras la visita del congresista de los Estados Unidos, Luis Gutiérrez, a Puerto Rico esta semana.

“Weldin Ortiz ha confirmado lo que nosotros en Puerto Rico Limpio hemos estado diciendo desde el principio: los vertederos que no cumplen son tóxicos y deben ser cerrados de inmediato”, dijo Hiram J. Torres Montalvo, co-fundador de Puerto Rico Limpio, que co-organizó la visita del congresista Gutiérrez.  “La decisión de no cerrar estos vertederos recae exclusivamente en Judith Enck y la JCA, y cualquier intento de renunciar a esta responsabilidad al afirmar que no hay dinero, es un intento políticamente conveniente para desviar la atención de su gran incapacidad de proteger la salud pública”.

El presidente de la JCA, Ortiz Franco, alega además que no tiene el personal para llevar a cabo este tipo de cierre y realizar las inspecciones debidas. Sin embargo, la afirmación de Ortiz Franco contradice la propia evaluación de la EPA de 2014 -revelada por Puerto Rico Limpio- que fue la JCA que decidió reducir su personal durante el período de 2000 a 2012, de 14 personas a cargo de fiscalizar el cumplimiento y los permisos de los sitios de residuos sólidos central, a cero.

Los gritos huecos de Ortiz Franco vienen luego de la visita del congresista Gutiérrez a Puerto Rico esta semana con el propósito de conocer de primera mano la contaminación que asedia a las comunidades linderas con el vertedero de Toa Baja. El congresista Gutiérrez escuchó a los residentes contar que las ratas infestan sus despensas, que el olor de Toa Baja es insoportable, y los mosquitos por la noche amenazan con propagar el virus Zika en todo el vecindario.  Sólo ha sido ahora que la JCA ha declarado que el vertedero de Toa Baja debe ser cerrado.

Recientemente, Puerto Rico Limpio publicó un informe, “El Envenenamiento de Puerto Rico”, que da a conocer los documentos internos de la EPA, una prueba fehaciente que demuestra que la Agencia ha sabido desde hace más de una década que la mayoría de los vertederos municipales de Puerto Rico están operando en violación de casi todas las normas federales y representan una “amenaza inminente para la salud humana y el medio ambiente”, algo del cual la EPA tuvo conocimiento durante más de una década.

Para leer el informe completo, “El Envenenamiento de Puerto Rico”, y ver los documentos de la EPA internos obtenidos por el informe, visite: www.puertoricolimpio.org/the-poisoning-of-puerto-rico/?lang=en

Para saber más sobre Puerto Rico Limpio, su misión e información importante acerca de los vertederos peligrosos que no cumplen con la ley, visite: PuertoRicoLimpio.org, Puerto Rico Limpio en Facebook o síganos en Twitter: @PRLimpioOrg