EPA PERMITE A VERTEDERO DE TOA ALTA SEGUIR ABIERTO Y ACEPTAR BASURA

García Padilla permitió que el vertedero de Toa Alta operara sin permiso de la Junta de Calidad Ambiental. Puerto Rico Limpio reitera su petición de que la EPA y el actual gobernador cierren el vertedero tóxico

(TOA ALTA, P.R.- 12 de abril de 2017) – La organización de acción ciudadana Puerto Rico Limpio condenó a la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) por permitir que el vertedero tóxico de Toa Alta permanezca abierto y continúe operando, a pesar de la documentación que revela  numerosos actos delictivos y el envenenamiento de los acuíferos de Puerto Rico.

“La EPA ha dado luz verde a Toa Alta para que siga violando la ley”, dijo Hiram Torres Montalvo, cofundador de Puerto Rico Limpio.  “Esto es pura incompetencia por parte de la EPA Región 2 y de la administradora regional de la División de Protección Ambiental del Caribe, Carmen Guerrero.  La Agencia de Protección Ambiental podría cerrar Toa Alta hoy mismo, pero se niega a hacerlo”.

La Orden Administrativa de 53 páginas emitida por la EPA reveló con amplios detalles cómo han tenido conocimiento de las condiciones ilegales que imperan en el vertedero de Toa Alta desde 2004, y a pesar de esto, no hicieron uso de su autoridad para cerrarlo.  Además, este mismo informe revela que el exgobernador Alejandro García Padilla permitió que el relleno sanitario siguiera operando sin un permiso de la Junta de Calidad Ambienta (JCA).  Por desgracia, la administración actual continúa con estos pasos al no requerirle al vertedero de Toa Alta los permisos correspondientes.

Los hallazgos de la EPA son alarmantes:

  • El vertedero de Toa Alta está operando sin el permiso requerido del Gobierno de Puerto Rico, y es clasificado como un “vertedero a cielo abierto”, cuya operación estaría prohibida bajo la ley federal.
  • El vertedero carece del revestimiento necesario para proteger a las aguas subterráneas de la contaminación, y tampoco hay control de las emisiones de gases que representan una amenaza de explosión, y que además contienen materiales cancerígenos.
  • Como no se realiza ninguna inspección de los residuos que entran en el vertedero, la EPA estima que hay unos 30 millones de toneladas de residuos peligrosos hogareños actualmente en el suelo, depositando así materiales tóxicos en el medio ambiente.
  • Toa Alta genera cerca de 4 millones de litros de lixiviados tóxicos por año, que vierte ilegalmente en grandes estanques, que se ubican por encima de sumideros sin revestimiento, en la costa norte del acuífero de piedra caliza que da al Río La Plata y sus afluentes, y que amenazan al menos a 16 fuentes de agua de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y el ServicioGeológico de los Estados Unidos.
  • El vertedero contiene depósitos de agua estancada donde se reproducen mosquitos, que pueden transportar el virus del Zika, lo que amenaza a más de 100 hogares y negocios que se encuentran dentro del rango de vuelo de estos insectos.
  • Las montañas de basura son tan empinadas que los funcionarios de la EPA consideran que algunas son demasiado peligrosas para poder medirlas adecuadamente.
  • La EPA estima que hasta 30,000 niños y ancianos viven en Toa Alta, casi la mitad de la población del municipio, quienes son más vulnerables aún frente al peligro de los contaminantes que salen del vertedero.

“Exigimos al gobernador Ricardo Rosselló que cierre el vertedero Toa Alta hoy mismo”, dijo Torres Montalvo.  “Permitir que Toa Alta continúe funcionando sin permiso y ante la incompetencia de la EPA, pone en peligro la vida de todos los puertorriqueños.  El gobernador Rosselló puede cambiar eso hoy mismo.  También esto enviaría un mensaje a Washington D.C. y al Secretario de Justicia estadounidense Jeff Sessions, que bajo el gobernador Rosselló, Puerto Rico cumple con el estado de derecho, y por ende podría considerarse candidato para convertirse en el Estado número 51“.